El Cura de Aldea, Honoré de Balzac

[Le curé de village]. Novela de Honoré de Balzac (1799- 1850), publicada en 1839, comprendida en la Comedia humana (v.)—Escenas de la vida del campo —.

El cura del pueblo es el abate Bonnet, quien, en Mantégnac, en el Lemosín, ayuda a la señora Graslin en sus obras de beneficencia. La intriga de la novela gira sobre un antiguo crimen come­tido por un obrero, Jean-François Tascheron, que había sido en secreto el amante de la señora Graslin y subió al patíbulo sin hacer la menor revelación. Y en verdad una sombra de misterio rodea, también para el lector, aquella sombría historia; Tascheron (que con su crimen trató de procurarse los medios para la fuga con la mu­jer amada), aparece sobre todo como un desgraciado y se lamenta su conducta y su final. La señora Graslin, aunque inocente del crimen, soporta durante toda la vida el peso del remordimiento; se consagra por entero a socorrer a los pobres y a los des­graciados y antes de morir se confiesa pú­blicamente, suscitando la emoción y la reverente compasión del buen cura y de cuantos la escuchan.

Es ésta una de las obras en que Balzac trató de llegar a una conclusión pacificadora, manteniéndose entre lo feroz y lo patético e iluminando el hosco precedente con la presencia de una figura bondadosa. Luz poco intensa, sin em­bargo, porque el abate Bonnet queda más bien como espectador de una aventura cuyo significado se le escapa también a él y de la cual la señora Graslin trata de liberarse con la confesión, tanto más cuanto que no con­sigue superarla. [Trad. de Joaquín García Bravo (Barcelona, 1902)].

F. Neri