Vida y Aventuras de Martín Chuzzlewit, Charles Dickens

[The Life and Adventures of Martin Chuzzlewit]. Novela de Charles Dickens (1812-1870), publicada en 1843- 1844. En 1842 Dickens había publicado, bajo el título de Notas Americanas [Ame­rican Notes], sus poco lisonjeras impresio­nes de un viaje a los Estados Unidos.

Hace en esta novela una violenta sátira de cier­tos aspectos de la vida americana, encua­drándola dentro de una trama convencio­nal, en donde los personajes principales no son más que palancas que sirven para poner en marcha la acción, hallándose asentada la consistencia del libro en las figuras secun­darias y en algunos episodios y diálogos. Martín Chuzzlewit, rico señor que se ha vuelto misántropo a causa de la codicia de los miembros de su familia, ha educado, para que le sirva, a María (Mary) Graham, joven huérfana a la que considera como una hija. El joven Martín Chuzzlewit, el héroe de la novela, nieto suyo, se enamora de María, pero el abuelo, desconfiando de su carácter egoísta, le rechaza y le obliga a abandonar el empleo que tiene como ayu­dante de su primo, el hipócrita arquitecto Mr. Pecksniff, (v.).

El joven Martín, incu­rablemente optimista, al encontrarse en la calle, marcha a América en busca de for­tuna, acompañado de Marcos (Marck) Tapley, su criado. Una vez allí se coloca como arquitecto de la Sociedad de la Tierra del Edén (Eden Land Corporation), compañía fraudulenta que le produce pérdidas de di­nero y le causa casi la muerte, a causa de unas fiebres. (Esta parte de la novela sus­citó las iras de los americanos). Martín vuelve, pues, a Inglaterra, curado de su egoísmo gracias a esta experiencia. Entre­tanto, el abuelo ha ido con María a habitar la casa de Pecksniff, fingiendo ponerse al amparo de éste. De esta manera se convence de la bajeza y de la perfidia de Pecksniff, quien trata de forzar a María para que con­traiga matrimonio con él; denuncia al hipó­crita y vuelve a admitir en su casa a su nieto, al que le concede la mano de María.

Una trama secundaria se ocupa de la vida de Jonás Chuzzlewit, hijo de Antonio, her­mano del viejo Martín, increíble tipo de pícaro, en quien Dickens trató de rivalizar con Fielding (v. Historia de la vida del difunto señor Jonathan Wild). Jonás intenta asesinar a su padre, maltrata a su esposa (Mercedes, una de las hijas de Pecksniff), mata al director de una fraudulenta Com­pañía de Seguros que le ha estafado y le ha hecho víctima de chantaje, y, descu­bierto, acaba por envenenarse. Acerca de este personaje se afirma que Dickens se inspiró en Thomas Griffins Wainewright (1794-1842), crítico de arte, envenenador, sobre el que Oscar Wilde (1854-1900) había de escribir un famoso «Pluma, Lápiz y Ve­neno» [«Pen, Pencil and Poison»] en el volumen Intenciones (v.). La escena se desarrolla indistintamente en América y en Inglaterra, y si de América extrae motivos de grosera caricatura (tales como Mr. Jefferson Brick y Mrs. Hominy), Inglaterra ofrece a Dickens la manera de presentar alguna de sus más célebres caricaturas, tales como Mr. Pecksniff, el hipócrita nato, y la enfermera Sara Gamp (v.), Mr. Mould, Mrs. Todgers, típica patrona de pensión, Tom Pinch, el leal y buen asistente de Pecksniff. [Trad. castellana de J. Méndez Herrera (Madrid, 1934)].

M. Praz

Soy un padre afectuoso para cualquier criatura de mi fantasía. (Dickens)

Ignorante como un buey… Un gigante, pero de segundo orden. (Flaubert)

Es quizá una caricatura de América; pero es posible que América sea una caricatura de Inglaterra. (Chesterton)

Dickens tuvo en un principio la intención de escribir en la primera página: «Escena: vuestra casa. Personajes: vosotros mismos». Se abstuvo’ e hizo bien. Todo era algo de­masiado real para que lo aceptásemos. (A. Maurois)