Una Tragedia americana, Th. Dreiser

Clyde Griffiths sueña con la riqueza y el pres­tigio social. Después de haber trabajado como botones en un hotel de Kansas City, se traslada al estado de Nue­va York para trabajar en una fábrica. Se une sentimen­talmente a Roberta Alden, una joven trabajadora, pero simultáneamente se enamora de Sondra Finchley, que por la posición social que ocupa en la pequeña ciudad se le aparece como casi inalcanzable.

Roberta le revela que está embarazada; Clyde, temeroso de que la muchacha pueda impedirle realizar su espejismo de ascenso social, decide quitarle la vida. La lleva en barca al lago; duda en poner en práctica su plan, pero la barca vuelca y Clyde se salva, dejando que la muchacha se ahogue. Es proce­sado y se le condena a la pena capital: sigue una larga agonía en la celda de muerte, en la vana y atormentada espera de un perdón que no llega.