Ulises, J. Joyce

Es el relato de los acontecimientos vividos, a lo largo de un día, por Leopold Bloom y Stephen Dedalus en Dublín, en un vaga­bundeo que recorre nuevamente las míticas etapas de la Odisea: el uno va a la busca inconsciente de un hijo que venga a sustituir al que se le muriera de niño, el otro tie­ne necesidad, también inconscientemente, de una figura paterna que le sirva de punto de referencia en sus inquie­tudes intelectuales.

Stephen abandona la torre, donde vive con Mulligan, disgustado con su amigo; Leopold Bloom, después de desayunar con su mujer Molly, una cantante, se va a un funeral. En su ir y venir por la ciu­dad se encuentra brevemente en la sede de un periódico, en la Biblioteca Nacional y, por último, en el barrio de mala nota de la ciudad, donde Leopold-Ulises opera una suerte de salvamento de Stephen-Telémaco, el cual, es­tando borracho, es agredido por dos soldados ingleses.

Seguidamente Leopold se lleva a casa a Stephen, y allí los dos charlan de literatura, mujeres, asesinatos y suici­dios. Se ha hecho noche cerrada; Stephen se va y Bloom se acuesta. Molly está ya en la cama; y la novela conclu­ye con un ininterrumpido fluir, entre el recuerdo y el sue­ño, de las imágenes que a la mujer acuden en tropel a la mente, imágenes del pasado, de la juventud y de su pri­mer encuentro con Leopold.