Sinfonia en «re menor» de Franck

[Simphonie en ré mineur]. Compuesta en­tre 1886 y 1888, esta Sinfonía pertenece al período más fecundo y significativo de Cé­sar Franck (1822-1890). Algunos críticos han creído poder señalarla como influida por la Sinfonía en «do menor» (con órgano) de Saint-Saéns: esta . observación no parece justificada si se considera que la primera ejecución de esta última en Francia (1887) tuvo lugar cuando la de Franck estaba ya completamente compuesta. En la Sinfonía de Franck volvemos a encontrar la noble­za de inspiración, la belleza de los temas, la riqueza armónica de sus más felices creaciones; su forma, muy poco maciza, y cierta uniformidad rítmica, son quizá los elementos que atenúan la sensación de aca­bamiento y perfección que producen, por ejemplo, las Variaciones sinfónicas (v.) para piano y orquesta. El final, «ascensión hacia la alegría», según la expresión de D’Indy, está construido sobre un motivo central, en torno al cual gravitan todos los temas principales de la obra, en luminosa y viva peroración.

L. Córtese

Una declaración de impotencia llevada hasta el dogma. (Gounod)

La sinfonía más majestuosa, más plástica, más perfectamente bella… una continua as­censión hacia la alegría pura y la luz vi­vificante… Su factura es sólida y sus temas manifestación de una belleza ideal. ¿Hay cosa más alegre, más sana y más vital que el tema conductor del final, en torno al cual se agrupan y se cristalizan todos los demás? (D’Indy)