Primaveras Románticas, Anthero de Quental

[Primave­ras románticas]. Poesías juveniles de Anthero de (o do) Quental (1842-1892), escri­tas entre 1861 y 1864 y publicadas en 1872.

Esta colección señala una neta separación del precedente volumen Raio de extincta luz (1863), que refleja el inicial período católico de Quental. Encontramos aquí, más que la conquista de una nueva expresión, el documento de la crisis moral que llevó al poeta a levantar la nueva bandera del realismo contra los últimos fantasmas páli­dos y románticos de Castilho. El paganismo contra el cristianismo, la vida contra la muerte, el amor contra la renuncia. La te­mática es netamente moderna, y Quental se aproxima en la gracia de la expresión y la feliz selección de imágenes a su con­temporáneo y colega de estudios en la Uni­versidad de Coimbra, João de Deus.

Es par­ticularmente interesante la elegía titulada «Nostalgias paganas» [«Saudades pagans»], donde el poeta, a ejemplo de los clásicos italianos (Monti, Carducci), añora el buen tiempo antiguo del paganismo, cuando los dioses vivían en la tierra y se mezclaban en la vida de los hombres. Montes, bosques, selvas, llanuras, eran habitados por faunos y ninfas agrestes, y un divino río de poe­sía descendía de las cumbres del Olimpo. En este río el viejo Homero satisfacía su sed con una taza de oro. Se piensa en las «Primaveras helénicas» (v. Rimas nuevas) de Carducci y en las evocaciones paganas de Leconte de Lisie (v. Poemas antiguos).

Las últimas composiciones revelan sin em­bargo el abandono del ansiado ideal de serenidad clásica, para acercarse al amargo y desconsolado pesimismo que dominará los Sonetos (v.) y que conducirá fatalmente al poeta al suicidio.

G. Battelli