Poesías, Luigi Lamberti

[Poesie]. Publica­das por Luigi Lamberti (1768-1813) en Parma en 1796, adolecen de la tendencia clasicoarqueológica que se afirmó entre los literatos de la pléyade emiliana, especial­mente de Reggio y Módena, que tendía a seguir la inspiración de Fantoni y de Parini con el retorno a la lírica de Horacio en lo que ésta tenía de mesura y perfección for­mal, reaccionando de este modo contra las extravagancias y las aberraciones de los últimos «marinistas» y de los Arcades.

Lam­berti, que fue un perfecto helenista, como lo demuestran sus traducciones del Edipo (v.) de Sófocles y de las Elegías (v.) de Tirteo, además de la ayuda que prestó a Monti en su versión de la Ilíada (v.), aplicó a su poesía el canon de su fidelidad a la elegancia y al primor clásicos, aunque lo­grando raramente superar la mera imita­ción formal. En sus odas más famosas «El Baño», «A la góndola», «Al sol», «Los co­ches», «La vendimia», y en sus numerosos sonetos, la lucidez de las imágenes y la exquisita factura del verso dejan a me­nudo un vacío sólo compensado por una notable capacidad descriptiva.

Lamberti, por lo demás, es ahora recordado solamente por algunos epigramas que escribió contra Foscolo, quien en su elegía «I lamenti amorosi» imitó el «Lamento de Dafnis» del poeta emiliano, y extrajo cierta inspiración de las odas «Los coches» del mismo Lam­berti para su poesía «Luigia Pallavicino que cayó del caballo».

C. Ángeleri