Poesías del Wessex, Thomas Hardy

[Wessex Poems]. Colección de poesías y baladas del escritor inglés Thomas Hardy (1840-1928) publica­da en 1898. Es el primer volumen de poe­sías del autor y comprende 48 composi­ciones, casi todas inéditas (tres solamente habían visto la luz anteriormente), escritas entre 1866 y 1896, ateniéndonos a las fechadas. Tanto en las poesías líricas como en las baladas aparece el sentimiento me­lancólico, y la idea de la muerte y el sen­tido de lo efímero constituyen sus temas predominantes.

El pesimismo que domina en sus novelas halla aquí acentos angustia­dos y colora toda su poesía. Es muy escaso su sentimiento de la naturaleza, que en opinión de Hardy, a pesar de su belleza, no consigue ocultar su crueldad. En «Neutral Tones» el sol aparece pálido como si hu­biese sido maldecido por Dios; en «Ivy- Wife» la hiedra se toma símbolo de la lucha despiadada e incesante por la vida y por conseguir un lugar al sol, no menos feroz e inexorable por ser lenta y silen­ciosa; en «Annabel» y en «She to Him», cuatro sonetos escogidos de una serie más numerosa que no ha llegado hasta nosotros, es presentado bajo aspectos diversos todo cuanto hay de efímero en el amor, y en «Ai a Bridal», la indiferencia de la naturaleza.

Entre las baladas, algunas ofrecen temas netamente románticos, como «The Burghers», que trata de un marido engañado el cual en vez de matar a la esposa infiel, como le había sido sugerido, le da objetos de oro y joyas cuando la sorprende huyen­do con su amante; «Her Death and After», en que un hombre, después de haber sido llamado junto al lecho de muerte por la mujer amada en vano, y casada con otro, cuando luego se entera de que la hijita de ella, coja, es maltratada por su ma­drastra, la acoge en su casa, dando a en­tender a su padre que es hija de él; «The Dance at the Phoenix», el último baile de una anciana que siendo muchacha se había dejado fácilmente cortejar por los solda­dos; «My Cicely», que describe el desen­gaño de un hombre, el cual después de haber creído muerta a su novia, la en­cuentra esposa de otro de condición muy inferior a la de él; «The Bride-Night Fire», que narra cómo una muchacha, obligada a casarse con un hombre que no ha ele­gido ella, la noche de sus bodas incendia la casa de su marido y es acogida en casa de su primer novio.

Otras baladas, en cam­bio, están inspiradas en episodios de las guerras napoleónicas, como «Valenciennes», «San Sebastián», «Leipzig», «The Peasant’s Confession» y «The Alarm». Pero también en la mayor parte de éstas predomina el elemento novelesco. Así, en «San Sebas­tián» un viejo sargento que ha vuelto de la guerra peninsular confiesa que está ob­sesionado por el remordimiento de la vio­lencia cometida en una niña durante el saqueo de aquella ciudad; en «The Pea­sant’s Confession» un campesino narra cómo, para evitar que su choza fuese da­ñada durante la batalla de Waterloo, con sus falsas indicaciones había extraviado y matado después a traición al oficial a quien Napoleón había mandado como portaórdenes al Mariscal Grouchy. Tanto en las poesías líricas como en las baladas, Hardy ha probado diferentes formas, entre ellas la estrofa sáfica, el soneto, el terceto y los cuartetos formados de versos variados.

Su soneto es siempre de tipo inglés, esto es, formado de tres cuartetas, de rima independiente y de un dístico final de rima pareada. A pesar de su voluntaria irregu­laridad métrica y ciertas durezas de estilo dirigidas a celar el artificio y dar variedad a su poesía, Hardy consigue obtener, en más de una composición, exquisita armoniosidad y musicalidad.

B. Cellini

Nadie consideró jamás a la Naturaleza de manera tan poco natural como Hardy en las que él se atreve a llamar, blasfe­mando, Poesías del Wessex. (Chesterton)