Poemas Latinos de Flaminio, Marco Antonio Flaminio

Los Poe­mas del italiano Marco Antonio Flaminio (1498-1550) fueron publicados, en edi­ción póstuma, en ocho libros, el año 1552.

En el primer libro abundan las descripcio­nes de la naturaleza, ya se cante a Diana, a la aurora, a la dulcísima joven Delia o a la heredad; por sus referencias históricas son interesantes las poesías dedicadas al ponti­ficado de Paulo III, al cardenal Alejandro Farnesio, con ocasión de la muerte de su propio padre Giovanni Antonio Flaminio, de Francesca Sforza y del famoso obispo veronés Giovanni Matteo Giberti, al celebrar las glorias de Mantua o las de Vittoria Colonna, los versos dedicados a Pole, «car­denal de Inglaterra», o al cardenal Gaspare Contarini; referencias, estas últimas, que son fundamentales para comprender las ten­dencias reformistas del propio Flaminio. En el segundo libro, entre frecuentes alusiones a la historia contemporánea, y en una serie de epístolas dedicadas a diversos personajes, adquieren importancia las poesías en memo­ria de Vittoria Colonna y las consagradas a Langolio, a Fracastoro, a Seripando y a Della Casa.

En el tercer libro son notables, por su delicadeza, los versos referentes a figuras mitológicas, entre ellos los titulados «Hércules e Hilas» [«De Hercule et Hyla»] y «Juegos pastorales» [«Lusus pastorales»]. El cuarto libro se caracteriza por una dis­posición sentimental frente a la naturaleza, por un lamento nostálgico de la paz cam­pestre. En el quinto, el poeta aborda cual­quier motivo de amistad y de la vida con­temporánea para desplegar su espíritu de admirador de la belleza y la sinceridad. Aunque no constituyen una unidad en su estructura conjunta, estos Poemas reflejan un espíritu elegante de soñador perdido entre las imágenes de la belleza antigua y atento a la contemplación de la naturaleza. Los «Lusus» fueron traducidos al italiano por L. Grilli (Città di Castello, 1900).

C. Cordié