Phan Tran, Anónimo

[Novela de Phan y de Tran]. Importante poema vietnamita del si­glo XVIII, de autor desconocido. Phan Công y Tran Công son dos grandes amigos.

An­tiguos camaradas de promoción que se en­cuentran en la misma administración, sien­ten una mutua gran estima y un profundo afecto, que ellos creen va a reforzarse por los lazos de la alianza. Así, cuando sus esposas conciben casi al mismo tiempo, ellos prometen unir más tarde a sus hijos, si uno de ellos es muchacho y niña el otro. Es así como sucede poco después: los Phan tienen un hijo a quien llaman Phan Sinh, y los Tran una hija llamada Kiêu Liên. Más tarde los dos amigos son jubilados y regresan a sus respectivos pueblos nata­les. Pero antes de separarse se confirman sus propósitos de alianza y cambian entre sí los correspondientes objetos: un abanico de marfil y un peine incrustado de diaman­tes, en los cuales se hallan inscritos los nom­bres de los padres y los de los prometidos. Los niños crecen lejos uno del otro.

Phan Sinh se presenta al concurso trienal; admiti­do en las pruebas preparatorias, decide per­manecer en la capital para preparar lo mejor posible su examen. Por su parte, Kiêu Liên sufre los más diversos avatares. Habiendo perdido a su padre, vive sola con su madre; pero las revueltas estallan en el país y la población se dispersa en distintas direc­ciones. Kiêu Liên encuentra asilo en un convento de bonzos donde, bajo el nombre de Diéu-Thuong, busca olvidar su triste estado con una gran devoción y ejemplares prácticas de piedad. Sucede que Phan Sinh tiene también una tía en el mismo con­vento. Al visitar un día a su pariente ve a Diêu-Thuong y experimenta por ella un violento amor. Intenta abrir su corazón a la joven monja, pero se ve rechazado de forma categórica. Atacado de mal de amor, desespera cada día más y abandona toda ac­tividad literaria.

Su tía, puesta al corriente de su estado, va a implorar a Diêu-Thuong, que con sólo algunas buenas palabras podría salvar a su sobrino devolviéndole el gusto por la vida. Diêu-Thuong se deja vencer y visita al muchacho, que inme­diatamente se siente confortado y se res­tablece de pronto. Una vez curado intenta ir a dar las gracias a Diêu-Thuong; pero ella rehúsa recibirle. Informada por la tía de Phan Sinh de que él quiere atentar contra su vida, le recibe, pero es para ha­cerle conocer que se halla ya comprometi­da, pues sus padres la destinaron a la fa­milia Phan, y ella debe permanecer fiel a su fe, cualesquiera que sean las circuns­tancias. No atreviéndose a prestar crédito a sus oídos, Phan Sinh revela su identidad y presenta el abanico de marfil que sus padres recibieron en prenda. Los dos jóve­nes logran así reunirse y dan gracias por ello al cielo.

Poco después Phan Sinh pasa brillantemente los exámenes trienales y ambos regresan a la villa, donde tienen la buena suerte de encontrar, además de los padres de Phan Sinh, a la madre de Kiêu Liên, que había venido a refugiarse junto a sus amigos. El matrimonio se celebra en medio de la alegría general. Los dos esposos viven felices y tienen muchos hijos. Phan Tran es una bella producción desde el punto de vista literario, pero el tema es en sí mismo muy trivial y ha merecido críticas. Los tradicionalistas, en su mayor parte rigurosos en demasía, rechazaron la obra a causa de la personalidad de Phan Sinh, a su juicio excesivamente débil ante el amor, desprovisto de carácter y desde luego nada edificante. Hoy las críticas, menos severas desde el punto de vista moral, pa­recen haberlo rehabilitado. Trad. francesa, Les familles Phan et Trân, poème populaire vietnamien, transcrito y publicado por Ed. Nordemann, Hué, 1900.