Madona Leonesa, Antonio Pucci

[Madonna Lionessa]. Poema caballeresco en octavas de Antonio Pucci (13099-1388), uno de los más curiosos por la extravagancia de la invención y por el tono abiertamente popular. Madona Leonesa es señora de Lombardía, madre de Ezzelino da Romano, y su marido es un caballero llamado Capitano, el más valiente de Italia. Éste va a visitar al rey de Fran­cia, pero encuentra París sitiado por los sarracenos: entonces, con sus seis mil ale­manes de escolta, realiza nuevas y admi­rables empresas. Admirado por la corte y gentilmente acogido por la reina, acaba enamorándose de ella y solicitando su amor. El rey le condena a que le corten la len­gua como reo de lesa majestad, pero le concede una dilación de cien días para el suplicio.

Madona Leonesa, enterada del caso, se viste de púrpura y finge ser Salomón redivivo, que ha venido a hacer justicia al mundo. Así, de nación en nación, llega has­ta París, donde, solicitado su juicio, sen­tencia que se le corte la lengua al conde­nado, pero por dos onzas exactas, ni más ni menos. El rey perdona, y ella marcha con el caballero libertado a quien el fingido Salomón revela su personalidad. Así vuel­ven ambos cónyuges felices a Milán. Son notables en el cantar las alusiones a una reforma del clero, con referencias curiosas al papado y a las costumbres de la Iglesia; pero la fantasía de la leyenda acompaña siempre a la evocación popular e interesa al lector por su mismo carácter de canto recitado y lleno de sentimientos y aventu­ras. La sencillez de la trama permite su desarrollo en un solo cantar, en cuyo úl­timo verso, como de costumbre, Antonio Pucci recuerda su nombre «en honor» de los oyentes. Las octavas son fluidas y es­pontáneas, aunque estén modeladas sobre el tipo común a este género de composiciones.

C. Cordié