Las Primeras Obras, Philippe Desportes

[Les premières oeuvres]. Colección de poesías de Philippe Desportes (1546-1606), publicada en París en 1573. Es uno de los testimonios artísticos más notables del Renacimiento francés; de­dicada a Enrique III, consta de dos libros de «Amours», con la adición de «Diver­ses amours et autres oeuvres meslées» y de «Les amours d’Hippolyte»; siguen algunas «Elegies» e «Imitations de l’Arioste».

Desportes canta el amor con toda la fogosidad de una cálida naturaleza sensual, conte­nida sin embargo por una forma elocuente y equilibrada: la aparición de la mujer amada, el suspiro por su hermoso rostro, la gracia de su sonrisa vibran en delicada visión poética que imita el petrarquismo y los poetas italianos del Quattrocento y Cinquecento. En versos fluidos y musicales, compone sonetos, baladas, canciones, sex­tinas y elegías que muestran, especialmente estas últimas, la actitud del poeta y su li­bertad de inspiración y de representación ante los motivos fijados por la Pléyade. Prescinde de las innovaciones, tan gratas a Ronsard y a su escuela; los maestros ya no son Homero, Virgilio y Ovidio, sino los ita­lianos, desde Petrarca hasta Ariosto.

Confir­man esta posición las diversas traducciones del Orlando furioso (v.) y una continuación de la trama de la obra con la «Angélique». Más que referirse directamente a Petrarca, Desportes sigue a menudo, incluso con imitaciones muy directas, los cancioneros de Cariteo, Tebaldeo y Aquilano, poetas no desconocidos por la Pléyade. Las Primeras obras tienen, pues, notable importancia en la historia del italianismo francés, porque a la admiración por Petrarca y la poesía italiana unen la búsqueda de una musica­lidad evocativa que encontrará gran des­arrollo en los poetas siguientes; por ello Desportes fue admirado por los poetas del preciosismo como un estilista y un artífice del verso bello.

C. Cordié