La Virgen Loca, Henry Bataille

[La vierge folie]. Comedia en tres actos de Henry Bataille (1872-1922), estrenada en París en 1910. Diana, la hija de 18 años del duque de Charence, es la querida de Marcelo Armaury, hombre casado y célebre abogado. Una carta encontrada por casualidad entera a los padres de la conducta de su hija; deses­perados, piden consejo al abad Roux, que propone enviar a Diana al extranjero, a un convento de monjas, hasta su mayor edad.

Diana simula consentir, pero luego corre a su amante, al que ofrece abandonar su fa­milia, su posición y su patria para unirse con él. Ni siquiera los ruegos de la señora Armaury, que llega mientras. los amantes están a punto de marchar y trata de con­vencer a su marido, consiguen disuadirles. Abandonando Francia, los fugitivos son alcanzados cerca de Londres por el abad acompañado por los padres y el hermano de Diana, el cual viendo a Marcelo decidido a unirse con Diana, no cede ante las exhorta­ciones del abad y a las súplicas de su mujer y amenaza con vengar con sangre el honor de la familia. La propia mujer de Marcelo avisa a los amantes del peligro que co­rren; entonces Diana, viendo la imposibi­lidad de toda solución, antes que renun­ciar a su amor se quita la vida.

El drama levantó muchas críticas; especialmente se reprochó a Bataille su actitud amoral. En realidad, Bataille nos da aquí una de las más típicas expresiones de esa femineidad apasionada, rebelde, codiciosa de sensacio­nes intensas y peligrosas, que caracterizó su época y encontró en la obra de este escritor sus más famosas y exteriores afir­maciones.

L. Giacometti