LA MONTAÑA MÁGICA (Thomas Mann)

La montaña mágica es el título de la más conocida novela de Thomas Mann, escritor contemporáneo de Herman Hesse. Su título original es Der Zauberberg y fue publicada por primera vez en 1924, y desde entonces ha sido traducida a todos los idiomas con más hablantes.

TÍTULO=»\Argumento\»>

 Argumento

La acción se desarrolla en un sanatorio para enfermos de tuberculosis. Hans Castorp, un joven burgués de Hamburgo, emprende una visita a su primo Joachim Ziemssen, quien se ve temporariamente imposibilitado de desarrollar su carrera militar debido a una afección pulmonar. Hans Castorp llega como visita al sanatorio Beghof, situado en los alpes suizos, pero iniciada su estadía descubren en él una "lesión húmeda" (pétit tache humide) lo que lo obliga a quedarse como enfermo. Esta obligada supresión de la vida burguesa va a efectuar en el carácter de Hans Castorp transformaciones considerables, llevándolo a preguntarse sobre la naturaleza del tiempo, la constitución del cuerpo humano y la naturaleza, la muerte, la enfermedad, la libertad. Cómodamente tendido en su chaise longue observa los cambios que el trascurso del tiempo efectúa sobre el valle, sobre él mismo, sobre lo que lo rodea. Asiste también a los debates de dos adversarios intelectuales, el "capitalista republicano" Settembrini, y el oscurantista Naphta, que se debaten su alma de discípulo; y a la revelación que el amor no tiene sexo, a través de la sutil unión de Pribislav Hippe, compañero de escuela, y la rusa de "ojos oblicuos", Madame Chauchat. La Montaña mágica es un examen minucioso de las transformaciones, de los estadios, y a través del análisis de los discursos morales, se va despojando de ellos.

TÍTULO=»\Disgresi.C3.B3n_sobre_el_Tiempo\»>

 Disgresión sobre el Tiempo

"Se cree que la novedad y el carácter interesante de su contenido ´hacen pasar´ el tiempo, es decir, lo abrevian, mientras que la monotonía y el vacío alargan a veces el instante y la hora patéticamente. Pero esto es inexacto, pues, siendo en ocasiones así, la monotonía y el vacío pueden abreviar y acelerar vastas extensiones de tiempo hasta reducirlas a la nada. Por el contrario, un contenido rico e interesante es sin duda capaz de abreviar una hora e incluso un día, pero considerado en conjunto, confiere al paso del tiempo amplitud, peso y solidez, de manera que los años ricos en acontecimientos pasan con mayor lentitud que los años pobres, vacíos y ligeros, que el viento barre y se alejan volando. El hastío es pues, en realidad, una representación enfermiza de la brevedad del tiempo provocada por la monotonía. Los grandes períodos de tiempo, cuando su curso es de una monotonía interrumpida , llegan a encogerse en una medida que espanta mortalmente al espíritu. Cuando los días son semejantes entre sí, no constituyen más que un solo día, y con una uniformidad perfecta, la vida más larga sería vivida como muy breve y pasaría en un momento. La costumbre es una somnolencia o, al menos, un debilitamiento de la conciencia del tiempo, y cuando los años de la niñez son vividos lentamente y luego la vida se desarrolla cada vez más deprisa y se precipita, es también debido a la costumbre. Sabemos perfectamente que la inserción de nuevas costumbres es el único medio del que disponemos para mantenernos vivos, para refrescar nuestra percepción del tiempo, para obtener en definitiva, un rejuvenecimiento, una confirmación, una mayor lentitud de nuestra experiencia del tiempo y, por ello, la renovación de nuestro sentimiento de la vida en general."

Viaje a la historia de la publicidad gráfica. Arte y nostalgia

FICHA DEL LIBRO
ENLACE AL LIBRO: CONVERTIR ESTE LIBRO «
TÍTULO=»LA MONTAÑA MÁGICA (Thomas Mann)»
ENLACE DE DESCARGA:
ENLACE DE DESCARGA (En el banner vertical)
REFERENCIA Y AUTOR: «LA MONTAÑA MÁGICA (Thomas Mann)»

PDF


FORMATOS DISPONIBLES: EPUB,FB2,MOBI

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.