La edad ingrata, Henry James

[The Awkward Age]. Novela del escritor norteamericano publicada en 1899. Es una de las preferidas del autor que tenía conciencia de haber realizado con ella la paradoja de hacer con nada, o casi nada, algo muy bello e interesante. La edad ingrata es el tránsito de una mucha­cha de la «nursery» al salón, de la infancia a la vida mundana. Según la primera idea del autor, había de tratarse de una novela corta, pero el asunto creció entre sus ma­nos y surgió una novela normal. Nanda, la protagonista, una muchacha excesivamente libre, moderna, inquieta y ávida de sensa­ciones y de emociones, no se pierde por­que encuentra en sí misma, recursos natu­rales, el sentido común y la fuerza nece­saria para combatir la acción corruptora del mundo que la rodea, y en el momento pre­ciso se casa con el hombre adecuado.

Pero más que la protagonista interesa el perso­naje de su madre, Mrs. Brookenham, que, con tal de no perder el ascendente munda­no y su brillante salón, está dispuesta in­cluso a sacrificar los afectos de su hija. Y será en cambio la hija quien, serena y segura en su nueva felicidad matrimonial, protegerá a la madre y la conducirá a puerto como a un pobre navio perdido en la tempestad. «Creo que la señora Brooken- ham es lo mejor que he hecho», escribió James; y aunque los autores no sean nun­ca los mejores jueces de sus obras, esta apreciación puede considerarse exacta.