Engelhard, Konrad von Würzburg

Es un poema narrativo de 6.504 versos del poeta alemán cuyo ar­gumento está sacado de originales latinos.

Engelhard, noble de Borgoña, se halla al servicio del rey Fruote de Dinamarca, jun­to a quien se encuentra también Dietrich, hijo del duque de Brabante, que se le pa­rece tanto que puede ser confundido con él. Engelhard se enamora de la hija del rey Engeltrat y una vez que de noche se en­cuentra con ésta en el parque, le ven y es acusado ante el rey. Llamado a rendir cuentas del hecho lo niega, por lo que es nece­sario el juicio de Dios con la prueba de las armas. Pero Dietrich, sin ser reconocido por nadie, ocupa el lugar de Engelhard y vence en el duelo, y así Engelhard, libre de toda sospecha infamante, puede casarse con la hija del rey.

Después de algún tiem­po ocurre que Dietrich es atacado por la lepra y busca refugio a su desgracia en la casa de Engelhard quien, para compen­sar la prueba de amistad que anteriormente le dio Dietrich, degüella a sus dos hijos para que éste pueda curarse bañándose en su sangre. La curación se verifica real­mente, pero los dos niños se encuentran tam­bién. por milagro, vivos en su lecho. Así premia Dios la fidelidad recíproca de ambos amigos. El poemita trata, como se ve, uno de los motivos más difundidos en la lite­ratura europea medieval: el de la amistad. Proviene de la literatura clásica y asume en la Edad Media un carácter épico religioso que falta sin embargo en el Engelhard de Konrad.

Otros ejemplos de amistad en la Edad Media alemana son Athis y Prophilias, una de las novelitas de la Vida de Diocleciano (v.) de Hans von Bühel y el libro popular Oliveros y Artús del que Hans Sachs extrajo en 1556 una comedia. El episodio de los amores con Engeltrut, con el consiguiente juicio de Dios, recuerda en cambio el Tristán (v.) de Gottfried von Strassburg. que es también un modelo en cuanto al estilo.

M. Pensa