En Los trabajos y los días, Hesíodo

En Los trabajos y los días (v.) de Hesíodo, el primer poeta que se inspira en este mito, Prometeo se perfila con las dimensio­nes de un titán benéfico que anhela la libe­ración de los hombres, a quienes da el fuego y las artes contra la voluntad de Júpiter; éste envía a la tierra a Pandora, principio de todos los males, y castiga a Prometeo haciéndolo encadenar a una roca en el Cáucaso donde un águila le roe el hí­gado, que renace constantemente. Platón en el Protágoras (v.) recoge una variante del mito que señala en Prometeo el creador de la estirpe humana; además, se encuen­tran referencias a este héroe en las obras de Sófocles, Eurípides, hasta en Aristófanes y la comedia antigua, que lo convierte en tema de ironía.                                                                                                                                *