El Señor De Camors, Enrique Gil y Carrasco

[Monsieur de Camors]. Novela del francés Octavo Feuillet (1821-1890), publicada en 1867. El conde Luis de Camors recibe de su padre, suicida, un testamento basado en el cinismo más feroz, lo cual produce su desgracia y la ajena. Para poner remedio a su desespe­rada situación financiera, se entrega a la carrera política y por ello renuncia a casarse con su hermosa y pobre prima Carlota d’Estrelles.

Es elegido diputado gracias a la ayuda de la señora de Técle, una ama­ble viuda que, aunque enamorada de él, le ofrece sólo su amistad con la secreta es­peranza de que el día de mañana se case con su hija María. Camors se convierte en amante de Carlota, que se ha • casado con el rico y anciano marqués de Campvallon. Cuando el marqués sospecha, Carlota, para desviar sus recelos, combina el matrimonio de Camors con la señorita de Técle. Él se presta a la boda para salvar la situación. Pero María lo ha amado siempre. Lenta­mente, también él se enamora de su mujer y quiere al niño que ella le ha dado, pero no puede librarse ya de Carlota que, ce­losa, cada día se vuelve más exigente. Una noche, el marqués de Campvallon sorpren­de al señor de Camors en la habitación de su mujer y muere de un síncope. Libre y rica, Carlota lamenta haber impulsado al matrimonio a su amante, y como él quiere unirse a su mujer y a su hijo, amenaza con hacer asesinar a María.

Ésta sospecha en cambio que es el marido quien quiere deshacerse de ella para casarse con Car­lota; ante tal sospecha, Camors abandona la casa, vinculado definitivamente a Carlota hasta la muerte. La pasión, intensa hasta la desesperación, da un aspecto trágico al protagonista y al libro, que se distingue de los demás del autor, basados todos en un idealismo más bien convencional.

L. Giacometti

Nada me parecía más bello, más apasio­nado ni más elegante que estas historias de amor… me llenaban de la admiración más ingenua y apasionada, me transportaban a vagas fantasías y me daban un gran deseo de llorar. (Lemaitre)