El Reloj, Iván Turguenev

[Cásy]. Extensa narración del escritor ruso Iván Turguenev (Ivan Sergeevic Turgenev, 1818-1883), publicada en 1875. Igual que en Aguas primaverales (v.) y en Asja, también en El reloj el autor finge que una persona de edad avanzada narra recuerdos lejanos.

Davyd, un mucha­cho de 16 años, vive con su tío paterno, Porfirij Petrovic. El padre está lejos, exi­lado en Siberia; sobre Porfirij Petrovic pesa la sospecha de haber contribuido a su exi­lio. Una sincera y estrecha amistad une al hijo de Porfirij Petrovic, Aleksej, con Da­vyd, y a este último con Raissa Latkina, cuyo padre, socio en un tiempo de Porfirij Petrovic, regala a Aleksej un reloj. Davyd, que con su carácter firme ejerce un extra­ordinario influjo sobre Aleksej, desaprueba el regalo. Éste es el comienzo de afortuna­das peripecias para el gran reloj de pla­ta: ora regalado a uno, ora a otro, luego escondido bajo tierra; por un extraño des­tino aparece continuamente, para desapare­cer después, y definitivamente durante una escena tempestuosa en las aguas de un río.

Cuando las relaciones entre Davyd y su tío son más tensas, reaparece, «deus ex ma­china», el padre de Davyd. Padre e hijo, con Raissa, parten para siempre de la pe­queña ciudad. En el extraño y amargo am­biente de la narración, en la que los ado­lescentes juzgan con el corazón a los adul­tos, emergen las figuras de Davyd y de Raissa. Son notables sobre todo algunas es­cenas: el hurto del reloj, Raissa que ve de nuevo a Davyd salvado de las aguas, la re­conciliación de Latkin con Porfirij Pe­trovic. Es un continuo sucederse y agolparse de acciones, que dan a la narración la amplitud de una novela y que la distin­guen de las otras obras de Turguenev, lle­nas de armonía tranquila. [Trad. de «La España Moderna» (Madrid, s. a.)].

B. Dell Re