El Pozo, Frank Norris

[The Pit]. Novela del escritor norteamericano Frank Norris (1870-1902), publicada en 1903. La muerte del autor in­terrumpió, al terminar este volumen, la tri­logía que Norris había ideado («La epopeya del grano» [«The Epic of Wheat»]) y con la que él, escritor de la escuela naturalista con intentos reformadores, trataba de variar la política económica sobre la producción y el comercio del trigo.

Mientras el primer volumen de la serie (v. El pulpo), está de­dicado a la lucha desigual del productor contra las compañías de transportes, el se­gundo, que centra totalmente su acción en torno a la figura del protagonista, expone las consecuencias de la especulación que do­mina en la bolsa de cereales de Chicago (lla­mada en el argot bolsístico El Pozo). Curtís Jadwin vive feliz con su joven esposa, Laura. Déarborn, que lo ha preferido a otros corte­jadores. Sus asuntos prosperan y la riqueza parece rendirse a su brazo fuerte de capi­talista en acecho. Pero por la fuerza misma del capital se ve arrastrado a jugar a la bolsa y el trigo (que es en esta novela el verdadero protagonista) se venga: la abun­dantísima producción hace descender los precios y lleva a la ruina al ávido hombre de negocios..

Reducido a un plan de vida más normal, Jadwin encuentra a su lado a la amorosa compañera que la sed de ganancias le había hecho abandonar un poco, y con ella, fortalecido física y moralmente, inicia una nueva vida en tierras lejanas. Admirador, y en cierto sentido, discípulo de Zola y de Mirbeau, a los que conoció durante una larga estancia en París, dotado de un fuerte temperamento lírico y de robusta fantasía, Norris dio en estas obras un poco hinchadas la medida de su ingenio y de la fuerza con que sentía la necesidad de obedecer a la voz íntima de la concien­cia, participando con lo mejor de sí mismo en la lucha por una mayor justicia social. En muchos aspectos recuerda a su contem­poráneo Stephen Crane (muerto muy joven de tuberculosis) o pero, mientras la figura de Crane se distingue por el ímpetu román­tico frenado por un seguro sentido del arte, la de Norris, a pesar de sus defectos, se nos aparece más robusta, más varonil y más sincera en el trabajo intelectual y moral.

El tercer volumen de la trilogía se habría titulado El Lobo [The Wolf] y se proponía demostrar cómo el trigo, libre de los mane­jos de la especulación capitalista, podría cumplir una alta misión social, salvando de la muerte a las poblaciones de Europa, hambrientas por la carestía.

L. Krasnik