El Eterno Marido, Fedor Dostoievski (Fedor Michajlovic Dostoievski)

[Vecnyj muz]. Novela publicada en 1870. Esta obra ocupa un lugar propio en la creación literaria del escritor en cuan­to no se ocupa de problemas filosóficos ni sociales que caracterizan a las novelas más conocidas de Dostoievski.

Velcaninov, hom­bre de mundo de cerca de cuarenta años, recuerda, durante un período de hipocon­dría, sus pecados de juventud, en un estado de arrepentimiento y de inquietud. Una noche, va inesperadamente a buscarlo cier­to Trusockij, un funcionario cuya mujer, años antes, fue su amante. Así se entera de que la mujer ha muerto recientemente dejando una niña, que Velcaninov supone que es suya. Se encarga, pues, de la edu­cación de la niña, pero está enferma y muere mientras los remordimientos ator­mentan cada vez más al hombre. Dos ve­ces más vuelve a encontrar a Trusockij y siempre lo encuentra o prometido o marido, y siempre representa una amenaza para su tranquilidad familiar.

La primera vez, el «eterno marido», indignado, trata de matar con una navaja a quien por contraposición pudiera llamarse el «eterno amante»; la segunda vez Trusockij se ha vuelto a casar y sólo con esfuerzos consigue convencer a su rival de que no se le lleve a su nue­va mujer. El verdadero héroe de la novela es Trusockij, el eterno marido, nacido y crecido sólo para casarse y convertirse así en el complemento de su mujer. Dostoievski ha querido divertirse a sus propias expen­sas, creando la originalísima figura del ma­rido traicionado que es Trusockij; después de tantos años, podía reír serenamente de su primer matrimonio desgraciado. Desde el punto de vista literario la novela es quizá la mejor entre las obras humorís­ticas de este escritor; equilibrada y llena de una vena de fresca y espontánea comi­cidad. ITrad. de Rafael Cansinos Assens, en Obras completas, t. II (Madrid, 1935)].

G. Kraisky