El Adolescente, Alfons Maseras

[L’Adolescent]. Una de las primeras novelas del escritor catalán Alfons Maseras (1884-1939), publicada en Barcelona en 1909. La acción se desarrolla en la Babilonia decadente del rey Baltasar. Ninniur, hija del mago Radmés, que ocu­pa altos cargos palatinos, se casa con Nabustarath. Pronto su ambición y su ex­traordinaria belleza la llevan a ser una de las meretrices más codiciadas de la luju­riosa Babilonia. Nabustarath, ante el desvío de su esposa, concentra todo su amor en Nerakim, hijo de su primer matrimo­nio. Padre e hijo conocen al profeta Da­niel, y Nerakim llega a ser su discípulo predilecto. Entre tanto, Ciro, rey persa, ha puesto sitio a Babilonia, que vive confiada en su sistema defensivo y entregada a las más refinadas orgías y a las más equí­vocas ceremonias religiosas. Nerakim ha llegado a la madurez de una perfecta be­lleza adolescente. Su madrastra se enamo­ra de él, y se aparta de sus adoradores ha­bituales. Reduce su vida a un imperante deseo de poseerle, y le acosa una y otra vez. Pero Nerakim, fortalecido por las en­señanzas del profeta, resiste y desprecia, hasta que un día Ninniur, desesperada por la lujuria y en un forcejeo con él, le es­trangula. Con los últimos estertores del cuerpo que muere, Ninniur, inconsciente, siente por fin los goces tan deseados. Posee el cuerpo inerte de Nerakim, y hasta mu­cho después no se da cuenta de lo ocu­rrido. Pero Ninniur ha enloquecido. Todas las noches se acuesta con el cadáver del adolescente, ya putrefacto. Nabustarath, ausente de su casa unos días para prepa­rar el último y gran banquete de Balta­sar, descubre al regresar el monstruoso in­cesto. Desesperado, se suicida. Ciro entra en la ciudad, entregada a su postrera orgía. Dentro de la línea creadora de un Flaubert, la novela de Maseras, más que por su rea­lización técnica y estilística, merece ser recordada como valor de época.

J. Molas