Dinero efectivo, Charles Reade

[Hard Cash]. Nove­la publicada en 1863. La primera parte, está casi totalmente dedicada al viaje del capi­tán David Dodd, que vuelve de la India trayendo a casa el dinero contante y so­nante de sus ahorros, destinados a la fami­lia. El viaje abunda en aventuras, desde un encuentro con los piratas hasta un naufra­gio. Dodd confía sus ahorros a un banquero embrollón, Alfred Hardie, ignorando que está en quiebra; y cuando sabe que ha perdido todo lo que ganó con tantas fati­gas, está a punto de perder la razón.

Har­die, para que su hijo Alfred, prometido con la hija de Dodd, no revele que se ha que­dado con el dinero, hace encerrar a Dodd en un manicomio. Largos trozos de la no­vela están dedicados a criticar los manico­mios privados, que fueron útiles, en su tiempo, a los fines de la propaganda so­cial de Reade. Dodd huye del manicomio y vuelve a ser marino; Hardie es acusado, y Dodd recobra lo suyo. Reade, más aún que Dickens, que a veces parece ir un poco retrasado a su tiempo, procura documentarse, tanto en ésta como en otras novelas suyas, sobre hechos actuales; puede ser considerado como el Zola inglés, con algún parecido con Víctor Hugo, y hasta con Eugéne Sué.

A. Camerino