Cuando el Amor Muere, Salvatore Di Giacomo

[Quando l’amor muore]. Drama en un acto inclui­do en la colección del Teatro de Salvatore Di Giacomo (1860-1934), publicada en 1910. Representa la aventura espiritual de una iluminación interior, de una confesión in­esperada.

El viejo copista teatral, Raffaello Trabello, leyendo en voz alta, en una ve­lada familiar, las peripecias de un origi­nal dramático que le han confiado, tropie­za con una situación análoga a la que está pasando su hija Silvia; en aquel origi­nal, debido a la pluma de un comediógrafo social, se ensalza el derecho a la libertad del amor, y una hija se encara con su padre en nombre de esa libertad; la lectura de aquel drama hace estremecer a Silvia que ha cedido a un hombre ingrato. En aquel estremecimiento el padre percibe la dolorosa aventura de Silvia. Pero, hombre inflexible, él no sabe perdonar, y expulsa de su casa sin remisión a la incauta y tras­tornada criatura. Este drama impresiona, no sólo por su inesperada catástrofe, sino por una superposición de notas apagadas, de angustias y suspiros por entre los cua­les se advierte el impulso de una fuerza oscura que estalla en el gesto dramático.

Como las demás obras de Di Giacomo, al­canza una gran efectividad por la seque­dad del diálogo, así como por la parsimo­niosa evocación del ambiente; drama ínti­mo, en que los silencios no pesan menos que las palabras, ni sus pausas menos que las descarnadas y angustiadas situaciones.

L. Giusso

La prosa de sus narraciones, de sus dra­mas, como los coros de sus canciones, son la poesía de Di Giacomo sentida en las ar­monías de una orquesta, y no sólo la mimética de los instrumentos de Piedigrotta sino toda la modulación vocal de la gente napolitana en el gozo, en la tristeza y en el llanto. Así también sus dramas dialec­tales, de tanto colorido y fragancia, en el destino de su lirismo tienden a aquel aire musical que es el único propio del espíritu expansivo y el vuelo del arte de este poeta. (F. Flora)