Aventuras de la Negrita en Busca de Dios, George Bernard Shaw

[The Adventures of the Black Girl in her Search for God]. Narración ale­górica de George Bernard Shaw (1856-1950), compuesto en 1932 durante las cinco sema­nas de hospitalización en una pequeña ciu­dad del África del Sur, a raíz de un acci­dente de automóvil. Una muchacha negra, convertida por una misionera anglicana, vaga en busca de Dios, llena de turbación dogmática y práctica; tras muchas desagra­dables aventuras que la desilusionan, se en­cuentra casualmente con un prudente viejo que trabaja inteligentemente su huerto, completamente dedicado a la tarea que le deparó la suerte, sin preocuparse de buscar a Dios. La muchacha negra se convierte en jardinera del viejo y termina casándose con un hermoso tipo irlandés que cavaba la tie­rra con ella, dedicándose luego a la crian­za de un buen número de muchachitos de color de café con leche. La alegoría se acla­ra luego en un largo comentario con el que la obra concluye y en el que Shaw habla de todo, pero especialmente de la necesi­dad de liberarse de historicismos y dogma­tismos, y de verter «las aguas sucias» del pasado, para renovar en el libre examen de la Biblia una experiencia religiosa siempre limpia y fresca. Así dice G. B. Shaw, evo­lucionista, por boca de la negrita en esta narración de evidente carácter volteriano de «conte philosophique».

P. Rebora