Antiguas Pinturas Florentinas, Robert Browning

[Old Pictures in Florence]. Poesía de Robert Browning (1812-1889), publicada en Líricas dramáticas (v.). Llena del entusias­mo del Browning estudioso de los pintores y artistas italianos, es una exaltación fan­tástica en la cual el poeta opone la pintura florentina a los logros, impecables pero más frías, de la escultura griega. Según Browning el arte griego, que se proponía módulos ideales, enseñaba a los hombres a inclinarse; mientras que el arte italiano po­see una humanidad más cálida, aunque pueda parecer que sus resultados son me­nos perfectos, porque los artistas quisieron «hacer que nuevas esperanzas aparezcan a través de los cuerpos que consumen, y que nuevos temores den mayor grandeza a los trozos y fragmentos. ¡Llevar a plena acción lo invisible! Dejar que lo visible se vaya al diablo; ¿qué importa eso?» El poeta escoge entre los pintores preferidos, no sin afirmaciones arbitrarias, con la afi­ción a los desacostumbrados que le distin­gue. Termina con la profecía de un nuevo arte para la nueva Italia, cuando haya ob­tenido la libertad, en el medio siglo que se­guiría al Risorgimento. Vuelve a aparecer aquí la convicción de Browning de que, en el arte, vale más aspirar a las mayores alturas que el logro de sueños más fáciles: lo cual encuentra su más bella expresión en Andrea del Sarto (v.)

A. Camerino