Théodule Ribot

Nació en Guincamp el 18 de diciembre de 1839 y murió en París el 9 del mismo mes de 1916. Realizados los primeros estudios, ingresó en la École Normale Supé­rieure y se graduó en Letras. Muy pronto, empero, dedicó su atención a la psicología, y fue uno de los más tenaces defensores del método experimental. La Revue Philosophi­que, por él fundada y dirigida a partir de 1876, contribuyó ampliamente a la renova­ción de los estudios psicológicos en Fran­cia. Llegado en 1885 a la cátedra de Psico­logía experimental de la Sorbona, tres años después ocupó la misma en el Collège de France. Sus primeros trabajos están consa­grados a la exposición de las orientaciones de la psicología seguidas en los países anglosajones y germánicos (Psycologie an­glaise contemporaine, 1870; L’hérédité, 1873; Psycologie allemande contemporaine, 1879).

Luego adentrase en los distintos ámbitos de la investigación y examinó, de acuerdo con los resultados de orden patológico, las do­lencias de la memoria, de la voluntad y de la personalidad; tras el volumen preliminar L’hérédité psycologique (1878) aparecieron Las enfermedades de la voluntad (1883, v.) y Les maladies de la personnalité (1885). Ribot prosiguió sus estudios en el campo de los sentimientos y de la imaginación, con obras como Psycologie de l’attention (1888), Psy­cologie des sentiments (1896), L’évolution des idées générales (1897), Essai sur l’ima­gination créatrice (1900), La logique des sentiments (1905) y Essai sur les passions (1907). Tradujo, con Espinas, los Principios de psicología (v.) de H. Spencer, y llevó a cabo una brillante exposición: Philosophie de Schopenhauer (1874). Su última obra, La vie inconsciente et les mouvements (1914), coronaba el ciclo orgánico de sus investiga­ciones, magníficamente iniciado con el es­tudio sobre la herencia. En 1899 había in­gresado en la Academia de Ciencias Morales y Políticas.