Srechko Kosovel

Nació en Sezana (Carso) el 26 de septiembre de 1904 y murió en Tomai en 1926. Aun cuando viviera sólo veintidós años, puede ser considerado el más ilustre de los poetas eslovenos afianzados tras la primera Guerra Mundial. Cursó la enseñanza secundaria en Trieste, y luego, en Liubliana, asistió a las clases de filología neolatina y eslava. Todavía muy joven dedicóse a la literatura y al periodismo oficial, después de haber sido el animador de una revista escolar. Colaboró en los principales perió­dicos literarios eslovenos, y falleció aún estudiante. Además de las Poesías (v.), dejó notables ensayos y estudios críticos.

R. Picchio