Ruy González de Clavijo

Diplomá­tico y escritor español. Floreció a principios del siglo XV y murió en 1412. Era madrileño. Enrique III había enviado una embajada al Gran Tamerlán de Persia, la cual trajo magníficos regalos del gran señor para el rey de Castilla. Para darle las gracias y co­rresponderá con otros presentes, el rey mandó a la corte oriental a tres emisarios, entre los que figuraba González de Clavijo A su regreso, compuso el diplomático su Historia del Gran Tamerlán (v.), en la que describe las ciuda­des por donde va pasando (Gaeta, Mesina, Rodas, Quío, Constantinopla, Calmarín, Te­herán, Samarcanda, etc.), cita sus monu­mentos más notables y los personajes con quienes trata.

Describe el esplendor de la corte del Gran Tamurbec (Tamerlán) y los festines con que son agasajados los españo­les, sobre todo los banquetes pantagruélicos, que comportan grandes y generales borra­cheras. Encontramos notas curiosas y fan­tásticas. Parece que no se puede dudar de la veracidad del fondo de esta narración. La primera edición de la obra vio la luz en 1582. En 1953 fue reeditada en Madrid.