René Rapin

Nació en Tours en 1621 y murió en París el 27 de octubre de 1687, jesuita, sereno temperamento de humanista, se vol­vía acre y violento en la polémica literaria (en defensa de los antiguos en las famosas «querellas») y en la religiosa contra los jan­senistas. Comenzó como profesor, más tarde se entregó por completo a escribir. Se había dado a conocer como poeta en 1659 con Eglogae sacrae; de 1665 es su apreciado poema sobre los jardines, Hortorum libri IV. Entre los trabajos de materia religiosa se recuerdan De nova doctrina, seu Evangelium jansenistarum (1656), L’esprit du christianisme (1672), La perfección du christianisme (1673). Pero su nombre se halla más bien vinculado a la obra crítica, y prin­cipalmente a las Reflexiones sobre la poé­tica (1674, v.).