Pedro de Novo y Colson

Nació en Cá­diz el 8 de octubre de 1846 y murió en Madrid el 17 de febrero de 1931. Habiendo ingre­sado a los diecisiete años en la Escuela Na­val, fue guardia marina durante más de un decenio, y tomó parte en acciones de guerra contra los insurrectos de Cuba. Pro­fesor de la Escuela Naval, aprovechó su experiencia marinera y despertó interés por los problemas pertenecientes a la vida ma­rítima. En 1896 fundó el semanario El mun­do naval ilustrado y El Diario de la Ma­rina y apoyó los proyectos de Isaac Peral y de Caballero para la construcción de un submarino.

En el mismo año 1896 fue ele­gido diputado. Perteneció después a la Aca­demia de la Historia y a la de la Lengua, que en un concurso le concedió un pre­mio por una oda a Sebastián Elcano. Escri­bió muchos dramas, entre los cuales Cora­zón de hombre (1884), en el que defendió el divorcio, y Hombre de corazón, en el que propugnó la indisolubilidad del matrimonio; Un archimillonario (1886), La bofetada; el drama histórico en cuatro actos Vasco Núñez de Balboa. Notables son sus zarzuelas: Todo por ella, con música de Chapí; Los garrochistas, con música de Viniegra.

Novo y Colson se dedicó también a estudios científicos e históricos, como la Historia de la guerra de España en el Pacífico y La última teoría sobre la «Atlántida». Famosa es la obra Autores dramáticos contemporáneos y Joyas del teatro español del siglo XIX. En sus últimos años se dedicó casi exclusivamente a la Sociedad de Salvamento de Náufragos, de la que fue secretario general desde su fundación. Recordemos, además, Viaje polí­tico-científico alrededor del mundo… (v.).

G. Savelli