Paul Hindemfth

Músico alemán. Nació en Hanau (Hesse) el 16 de noviembre de 1895. Apasionado por la música desde su infancia y sobre todo por el violín, fue alumno de Arnold Mendelssohn y de Bemard Sekles en el conservatorio de Francfort del Main; a los veinte años era uno de los directores de ópera en dicha ciudad, puesto que ocupó de 1915 a 1923; luego entró como viola en el cuarteto de cuerda Amar, con el cual hizo numerosas jiras por el extranjero. Nombrado en 1927 jefe de la Escuela Supe­rior de Música de Berlín, abandonó Alema­nia al advenimiento del nacionalsocialismo; tras unos años de permanencia en Ankara, marchó a los Estados Unidos en 1940, donde fue nombrado profesor en la universidad de Yale. Desde 1956, H. enseña en la uni­versidad de Munich. Primero bajo la in­fluencia de Wagner y Schónberg, nuestro compositor pronto se forjó una escritura personal próxima a la de Bach y de la última manera de Stravinsky, lo cual no perjudica su vigorosa originalidad.

Por este camino, H. se encontró en cabeza de la nueva generación musical alemana que se ha esforzado en apartarse del subjetivismo pasional de los románticos y en reanudar los contactos con la escuela clásica. H. ha escrito música para piano: la Suite 1922, y la colección Ludus Tonalis (1943); cuar­tetos de cuerda: op. 10 (1919), op. 16 (1922), op. 32 (1924) y el trío op. 34 (1924); música sinfónica: Pequeña sinfonía alegre, para pequeña orquesta, Concierto filarmónico, Metamorfosis, variaciones sinfónicas sobre un tema de Weber, una Sinfonía en mi bemol mayor (1940). Con todo, donde mejor se manifiestan sus cualidades distintivas es en las obras concertantes; mencionemos en este género: los siete Conciertos de cámara, op. 24, 36 y 46; los Cuatro temperamentos para piano y orquesta de cuerda (1940); un Concierto para oboe, bajón y violín; así como en composiciones para voz e instru­mentos: Las serenatas, cantata para soprano, oboe, viola y violoncelo (1925).

Hindemfth ha com­puesto también música escénica: una pieza para teatro de marionetas (Das Nusch- Nusch) representada en Stuttgart en 1921, una pantomima (Der Damon) para diez instrumentos (1924), un ballet, Nobilissima visione (1937) y finalmente las óperas: El asesino, esperanza de las mujeres, según el drama de Kokoschka, estrenada en Stuttgart en 1921, Santa Susana (Francfort, 1922), Cardillac y Construimos una ciudad (1930), y Matías el pintor, compuesta en 1934 y estrenada en Zunich en 1938, de la que el autor sacó una suite sinfónica del mismo título. H. ha teorizado sobre música mo­derna en su obra Lección de composición, publicada en 1937. La obra de H,. sabia y refinada, que utiliza las recientes experiencias en provecho de un estilo personal de extraordinaria pureza, ejerce sin duda una profunda influencia en la música con­temporánea.