Paul Bins, conde de Saint-Victor

Nació el 11 de julio de 1827 en París, donde murió el 9 de mismo mes de 1881. Su padre, el histo­riador y periodista Jacques-Benjamin, se preocupó solícitamente de la instrucción del hijo, llevada a cabo en Friburgo (Suiza) y Roma, en el Colegio Romano. Poseedor de una sólida formación clásica, se interesó siempre por la realidad contemporánea, pro­fesó especial devoción a Víctor Hugo y mostró un espíritu abierto a cualquier reno­vación cultural. En 1848 fue secretario de Lamartine en el Ministerio de Negocios Ex­tranjeros.

Dedicóse a la crítica militante (en Le Correspondant, Le Pays, La Semaine, Le Moniteur, La Liberté y, singularmente, La Presse, donde sucedió a Th. Gautier) ; el desarrollo de tal actividad no perjudicó nunca la justa severidad que, junto con una vasta cultura, un certero buen gusto y un estilo brillante, hizo de nuestro autor uno de los mejores críticos de poesía, arte y teatro de su tiempo, e incluso llevóle a un primer lugar tras la muerte de Gautier. Apreciado por el imperio liberal, fue nom­brado inspector general de Bellas Artes. De los periódicos sus textos fueron pasando progresivamente a integrar varios tomos, entre los cuales cabe destacar Dieux et demi-dieux de la peinture (1863), en cola­boración con Th. Gautier y A. Houssaye, Hombres y dioses (1867, v.), Femmes de Goethe (1869), Barbares et bandits y La Prosse et la Commune (1871). En 1880 pu­blicó el primer volumen de Dos máscaras (v.), obra considerada como su mejor colec­ción de ensayos; el segundo y el tercero aparecieron póstumos en 1883. Muerto ya el autor, fueron publicados Víctor Hugo(1885), Anciens et modernes (1886) y Le théâtre contemporain (1889).

P. Raimondi