Pan Ku

(apelativo honorífico: Mêng Chien,). No se sabe con precisión el año de su nacimiento, pero sí el de su murió, el 92 d. de C. Este célebre historiador y poeta chino vivió en parte bajo la dinastía Han Anterior (208 a. de C. – 25 d. de C.) y en parte bajo la Han Posterior (25-220 d. de Cristo). Conocemos poco su juventud. En­carcelado por vez primera bajo la acusación de deformar la historia tradicional, fue puesto en libertad gracias a los esfuerzos de su hermano menor Pan Ch’ao, el cual logró disculparlo ante el emperador; éste le confió entonces la redacción de la bio­grafía del primer emperador de los Han Orientales. Más tarde se descubrió su ads­cripción al partido rebelde de Tou Hsien (murió en 92), a quien acompañó a Mongolia; y allí combatió Tou Hsien con éxito a las tribus turcas que alteraban el orden en las fronteras.

Encarcelado de nuevo, Pan Ku murió en prisión sin haber podido terminar su gran obra histórica Han Shu (v.), en la que había continuado la narra­ción empezada por Ssû-ma Ch’ien (v.), reanudándola en el punto en que éste la había dejado y llevándola, con el mismo método de composición, hasta su tiempo. Pan Ku utilizó el material reunido ya por su padre Pan Piao (3-54 d. de C.), y la obra fue terminada después por su hermana Pan Chao. Nuestro autor escribió también dos composiciones en prosa rimada (llamadas «fu»), sobre las dos capitales Chang-an y Lo-yang, tituladas, respectivamente, Hsi Tu Fu y Tung Tu Fu. Compuso también un opúsculo, precioso por las noticias que da sobre el gobierno de los Han Anteriores y conocido con el título de Tratado general del Tigre Blanco [Pai Hu T’ung]. Como filósofo fue fatalista, pero menos coherente que Wang Ch’ung (v.).

Algunos juzgan que sería el representante de uno de los eslabo­nes entre las teorías cosmogónicas del pe­ríodo clásico (sig. VI-IV a. de C.) y las de los filósofos de Sung (sig. X-XII d. de C.). Siguió a Tsou Yen (v.) y a Liu Hsiang (v.) en sus ideas acerca de los «cinco agentes» («wu hsing»: tierra, agua, fuego, madera y metal), como elementos constitutivos de la materia y del universo.

B. Fedele