Ottavio Rinuccini

Nació el 20 de enero de 1562 en Florencia, donde murió el 28 de marzo de 1621. Fue el primer libretista del teatro italiano. Durante su juventud fre­cuentó las reuniones de la Camerata Flo­rentina, cuyos miembros se dedicaron a la restauración del canto monódico y abrieron el camino al florecimiento del melodrama en Italia. Rinuccini, empezó su actividad compo­niendo textos de madrigales y coros des­tinados a los intermedios de las comedias representadas en la Corte de los Médicis, y participó notablemente en el nuevo movi­miento teatral. En 1594 fue puesta en escena la ópera Dafne (v.), con libreto de Rinuccini. En 1600, en ocasión de la boda de María de Médicis con Enrique IV de Francia, se re­presentó Eurídice (v.), también con texto de nuestro autor.

La mencionada reina invi­tóle a París, donde permaneció tres años y cuidó de los espectáculos musicales de la Corte. En 1608 llevó a la escena en Mantua Ariadna en Naxos (1607, v.), con motivo del matrimonio de Francisco Gonzaga y Margarita de Saboya; la obra, a la que puso música Monteverdi, elevó el naciente me­lodrama a una auténtica madurez. Durante los últimos años de su existencia, Rinuccini aban­donó una vida más bien libre y, llevado a las prácticas religiosas, dedicóse a la com­posición de rimas «espirituales». En 1622 aparecieron póstumas en Florencia sus Poesie. Entre la producción teatral menor de nuestro autor cabe mencionar El bai­le de las ingratas (v.), también con mú­sica de Monteverdi.

G. C. Castetllo