Oskar Kokoschka

Pintor y drama­turgo austríaco. Nació en Pochlarn, cerca de Melk del Danubio, el 1.° de octubre de 1886. Alumno de Klimt en la Escuela de Be­llas Artes de Viena — de la que Kokoschka será profesor en 1908 —, se dio a conocer en 1906 por sus retratos pictóricos. Reside por algún tiempo en Berlín y luego en Suiza, y llega a Dresde en 1918, donde es nom­brado profesor de la Academia de Bellas Artes. Tras una serie de viajes por Europa y África del Norte, se establece en Viena (1931 – 33), luego en Praga (1934 – 38) y finalmente en Londres a partir de 1938. En su juventud formó parte del círculo del «Sturm» (Huracán). Expresionista tanto en pintura como en literatura, Kokoschka es autor de dramas extraños, fantásticos: Asesino, es­peranza de las mujeres (1907), convertido en ópera por Hindemith en 1921; La zarza ardiente (1911), Job (1917), Orfeo y Euridice (1919) y de poemas como Los niños soñadores (1908).