Oliver Lodge

Nació el 12 de enero de 1851 en Penkhull (Staffordshire) y murió en 1940. Estudió en Newport y Londres, donde consiguió la graduación en ciencias por unani­midad. Fue auxiliar en la capital inglesa, y luego profesor de Física en Liverpool (1881- 1900), Birmingham (1900-1919) y Oxford, y presidente de numerosas entidades científi­cas. Interesado inicialmente en cuestiones técnicas de electrología, tendió más tarde, por reacción frente <a la ideología positivista, a temas de un carácter más especulativo. En 1905 escribió, contra Haeckel, Life and Matter; procuró, además, conciliar ciencia y religión según el criterio de un cristiano liberal.

Luego se orientó cada vez más hacia el espiritismo, entonces de moda; en su libro Raymond (1916) refirió sus relaciones metapsíquicas con el espíritu de un hijo suyo muerto en la guerra. Sus principales aportaciones científicas se hallan vinculadas a las radiaciones, campo en el cual fue Lodge un precursor de Hertz, y al éter, cuya vis­cosidad negó. Inventó el «coherer», con lo cual contribuyó a los sucesivos descubri­mientos de Marconi. Sus obras son numerosas. En 1933 publicó Mi filosofía (v.), com­pendio de sus concepciones.