Medardo Angel Silva

Poeta ecuatoriano nació en Guayaquil en 1898 y murió suicida en 1919, a los veintiún años de edad. De formación realmente autodidáctica y origen humilde, ejerció como maestro de escuela; quizá su condición de mulato influyó en el pesimismo que llenó su vida, en una sociedad toda­vía lejana del sentimiento humano de la comprensión y la convivencia. No se ha podido concretar si lo impulsó al suicidio un desengaño amoroso o si murió a manos de un rival por celos, como afirma Pino de Icaza; quizá los estudios de Abel Romeo Castillo esclarezcan éstas y otras cuestiones, según nos dice Isaac J. Barrera en su Historia de la literatura ecuatoriana (1960).

Publicó en 1917 El árbol del bien y del mal, pero buena parte de su producción quedó dispersa, y a pesar de las Poesías Escogidas (1926) que publicó Gonzalo Zaldumbide, espera al estudioso que la recoja completa. A pesar del poco tiempo que vivió, este lírico modernista y decadente, cuyos primeros versos se mezclan con los de Verlaine, Moréas y Samain, como señala exa­geradamente Anderson Imbert refiriéndose a toda su obra, escribió también prosas bre­ves y una corta narración titulada María de Jesús. Podemos afirmar que este exqui­sito, decadente y refinado poeta modernista sólo pensó desde que vino al mundo en liberarse del ambiente que lo rodeaba, y también quizás de sí mismo.

J. Sapiña