Martin Usteri

Nació el 14 de febrero de 1763 en Zurich, y murió el 29 de julio de 1827 en Rapperswyl. Hijo de una familia de co­merciantes, empezó a trabajar en el negocio paterno luego de haber llevado a cabo, to­davía joven, largos viajes por Alemania, los Países Bajos y Francia. Pronto, empero, abandonó la actividad mercantil y se dedicó a la literatura y, al mismo tiempo, a la política. Desde 1815 formó parte del go­bierno cantonal y fue miembro del consejo federal. Durante su permanencia en Alema­nia había conocido personalmente a Klopstock y Claudius. Compuso lozanas y ani­madas poesías, algunas de las cuales alcan­zaron luego la popularidad; así ocurrió, por ejemplo, con la canción Alegraos de la vida [Freut euch des Lebens], a la que puso música H. G. Naegeli. En dialecto zuriqués (Usteri fue el primer escritor suizo que empleó el lenguaje dialectal) está escrito un poema narrativo de tono idílico, El vicario (1793, v.), vivo aún por su realismo y la feliz descripción de la vida de los campesinos y burgueses suizos de fines del siglo XVIII.

G. V. Amoretti