Marko Marulich (o Marulo)

Nació en 1450 en Spalato, donde murió el mes de enero de 1524. Ya durante su vida alcanzó fama de carácter europeo con sus textos latinos. Posteriormente, las obras en el lenguaje vulgar de Croacia le elevaron a la categoría de «padre de la literatura croata». Ciertos aspectos de su biografía y de su producción siguen siendo todavía objeto de estudios particulares. Marulich puede ser considerado ex­ponente multiforme del renacimiento cris­tiano. Según la tradición propia de la no­bleza de su tiempo, vivió una existencia dedicada a los cargos públicos y al estudio. Casi todas sus obras en latín (Dovidiades, De institutione bene beateque vivendi, Evangelistarium, Quinquaginta parabolae, De humilitate et gloria Christi, Dialogus de laudibus Herculis a Cristianis superato, Regum Dalmatiae et Croatiae gesta, In eos qui beatum Hieronymum Italum esse contendunt) conocieron una amplia difusión; la mayor parte de ellas fueron editadas y tra­ducidas repetidamente en Italia.

Llegado a la madurez, dedicóse con particular afición al cultivo de las letras croatas. En 1501 es­cribió su poema principal, Judit (v.), al que siguió una mediocre composición sobre el tema bíblico de la casta Susana. En la lengua de Croacia compuso asimismo una Vida de San Jerónimo y tradujo La imita­ción dei Cristo. Se le atribuyen otras obras, cuya paternidad, empero, no resulta clara. Parece haber escrito, además, versos en ita­liano. Tradujo al latín el primer canto del Infierno de Dante.

R. Picchio