Marco Valerio Probo

Filólogo latino del siglo I d. de C., nació en Berito de Siria, presunto autor del Comentario a Virgilio (v.) que hay que referir sin embargo a una época más tardía. Apócrifas son también otras obras atribuidas a él: los Libri iuris notarum, sobre las abreviaturas usuales de los textos de Derecho civil (que aunque se remontan a los tiempos de Probo no se han conservado, sin embargo, en la forma ori­ginal), el Ars catholica, los Instituía artium, el Appendix Probi, los tratados De nomine y De ultimis syllabis.

Sabemos de Probo que escribió poco y que prefería transmitir ver­balmente sus enseñanzas rodeándose de irnos pocos seguidores; estudió a los escritores de la época republicana, tratando de restable­cer el texto primitivo según el método de los filólogos alejandrinos y cuidó algunas ediciones críticas de Terencio, Lucrecio, Virgilio y Horacio. No es cierto que anota­se las obras de los poetas clásicos, pero en los comentarios a Terencio y a Virgilio que nos han sido conservados se encuentran no­ticias que se remontan a él. Los juicios de Probo como gramático y lingüista fueron muy tenidos en cuenta por eruditos poste­riores; importante fue también su contri­bución como precursor al renacimiento de la literatura arcaica, que alcanzó gran es­plendor en los tiempos de Adriano y de los Antoninos.

F. Codino