Maffeo Pantaleoni

Nació el 2 de julio de 1857, en Frascati (Roma), de madre in­glesa, y de Diomede Pantaleoni, médico y escritor político, que tomó parte activa en el movimiento de unificación italiano, y murió en Milán el 29 de octubre de 1924. Profesor universitario a los 25 años, enseñó Econo­mía política en Venecia, en la Universidad de Ginebra y desde 1901 hasta su muerte en la de Roma. En 1889 publicó la primera edi­ción de Principios de economía pura (v.), obra destinada a convertirse en clásica de la literatura económica italiana. En 1895 publicó el Giornale degli economisti, una monografía intitulada La caduta della So­cietà generale di credito mobiliare italiano, obra que revela mejor que ninguna otra las cualidades que le distinguen: vivo interés por los problemas de la vida práctica y ex­traordinaria capacidad para interpretar los hechos concretos a la luz de las teorías ela­boradas por la ciencia.

Hombre de gran talento, dotado de prodigiosa memoria y de una vasta cultura humanística y científica, Pantaleoni fue un verdadero maestro con sus tra­bajos de economía y con su enseñanza des­de la cátedra. Quiso ser también hombre de negocios y político; pero sólo cosechó amarguras y desilusiones en estos aspectos de su actividad. Al estallar la primera Gue­rra Mundial, se mostró favorable a la inter­vención, y después de la victoria sostuvo la tesis del nacionalismo más exagerado; durante breve tiempo estuvo también en Fiume como rector de la hacienda de D’Annunzio. Pantaleoni aprobó incondicionalmente los medios de lucha del fascismo contra el «bolchevismo», y cuando Mussolini subió al poder le prestó todo su apoyo, en la con­fianza (más tarde mal correspondida) de que podría reducir al mínimo la interven­ción del Estado en la vida económica, aca­bando rápidamente con las estructuras monopolizadoras parasitarias que ahogaban la economía italiana. Son dignos de men­ción sus Erotemas de economía (1925, v.).

E. Rossi