Lukasz Górnicki

Nació en Ochwiecim en 1527, murió en Cracovia el 22 de julio de 1603. Durante cinco años, de 1543 a 1548, estudió en Padua letras humanas; a su regreso a Polonia llegó a ser bibliotecario del rey- Segismundo Augusto; más tarde vivió en la corte del famoso obispo Maciejowski y luego en la del obispo Zebrzydowski. Una segunda estancia en Italia (Pa­dua y Venecia) había de influir poderosa­mente sobre G., por cuanto tuvo ocasión de conocer la vida de las espléndidas cortes italianas.

La lectura del Cortesano de Castiglione le sugirió la idea de verter la obra al polaco; así lo hizo y consiguió una autén­tica reconstrucción según el espíritu y las costumbres de los polacos de la época. El Cortesano polaco (v.) puso de relieve la belleza de la lengua y del estilo polacos: del mismo modo que Kochanowski, de quien era amigo, había creado la poesía nacional en lugar de la latina, así G. produjo la primera obra maestra en prosa, que abrió un nuevo camino a los escritores, hasta entonces sólo humanistas. G. no se limitó solamente a admirar las cortes italianas; conoció también y apreció su organización jurídica y administrativa. En una de sus obras menores, Coloquio de un polaco con un italiano (Rozmowa Polaka z Wtochem), contrapone la anarquía polaca a la idea del Estado fuerte, inspirado en el tipo de la república de Venecia.

M. Bersano Begey