Louis Le Cardonnel

Nació el 25 de fe­brero de 1862 en Valence y murió en Aviñón el 17 de mayo de 1936. En el colegio de Romans donde fue educado, leyó a Pascal y Baudelaire. Llegado a París en 1884, fre­cuentó asiduamente los cafés del barrio la­tino y perteneció al grupo literario «Nous autres». A este período «simbolista» corresponde su entusiasmo hacia Wagner y Ver­laine y su amistad con Huysmans. En el Mercure de France conoció a Henri de Régnier, Rémy de Courmont, Pierre Louys y Mallarmé. Vivió duros años de miseria, mitigados por la devota asistencia de Ga­briela Delzant, esposa de un abogado y mecenas parisiense.

Recibidas las órdenes sacerdotales en 1896, pero no apto para la vida parroquial ni la del claustro, luego de varias peregrinaciones encontró en Italia en Toscana, Umbría y Roma — el am­biente propicio para la inspiración de sus obras Cantos de Umbría y de Toscana (v.), De una a otra autora (v.) y órfica (v.). Permaneció en Italia hasta el fin de la primera Guerra Mundial, excepto en ocasión de algunas cortas estancias en su patria, alentado por la amistad de Adolfo De Bosis y Bino Binazzi. Pasó luego a Francia y, finalmente, en 1932 halló en Aviñón una residencia tranquila junto a madame de Flandreysy, que cuidóle hasta su muerte (v. Poemas, Elegías cristianas y Meditacio­nes y cánticos).

N. Inghillery di Villadauro