Karl Antón Postl

(Charles Sealsfield). Nació en Poppitz (hoy Popice) en Moravia el 3 de marzo de 1793 y murió el 26 de mayo de 1864 en Solothurn, en Suiza. Había sido destinado por la familia a los estudios teoló­gicos; estudió, en efecto, en Znaim y des­pués en la Fundación de los Caballeros de la Cruz en Praga, donde, habiendo vestido el hábito sacerdotal, llegó a ser en 1816 secretario de la Orden. Pero su espíritu no logró soportar por largo tiempo el ambiente de constricción que regía en aquel tiempo en la Austria de Mettemich. Aprovechando una cura de aguas que hizo en Karlsbad, se dirigió a Viena con la esperanza de obte­ner un puesto en aquella ciudad, pero no lo consiguió y entonces, no queriendo volver a su antigua vida, se refugió primero en Suiza y de allí pasó a Norteamérica, refugio en aquel tiempo — y durante muchos años después — de tantos fracasados.

Desde aquel momento adoptó el nombre de Charles Sealsfield, que usó casi siempre como escri­tor. Habiendo desembarcado en Nueva Orleáns, remonta en 1824 el Mississipi, y ad­mirado de su nueva patria e interesado por ella, la recorrió como pudo, en diligencia, en barco, en todos sentidos para conocerla a fondo. En 1829, y de nuevo en Europa, ofreció al editor Cotta su primera obra, Los Estados Unidos de América [Die Vereinigten Staaten von Amerika] (que publica sin embargo con el seudónimo de C. Sidons), demostrando haber sabido adquirir, en los poquísimos años pasados en Norteamérica, un amplio conocimiento de las condiciones políticas, sociales y culturales del país del que había sido huésped, y haber captado con aguda sensibilidad los problemas de aquel pueblo. Al año siguiente apareció el libro en inglés, mientras que, en 1828, el autor hace imprimir, anónimo, un libelo titulado Austria como es [Austria as it is] que fue inmediatamente secuestrado por la policía austríaca.

Vuelto a América y después de haber intentado vivir como periodista, regresó y acabó por establecerse, aun cambiando a menudo de residencia, en Suiza y publicó, siempre con el seudónimo de Char­les Sealsfield, una serie de novelas, a veces en lengua inglesa, otras directamente en alemán, procurando, quizá por temor a mo­lestias, no darse nunca a conocer. En efecto, hasta su muerte no pudo establecerse la ver­dadera identidad del autor de estas excepcionales novelas en las que alternan páginas de bellísimas descripciones de paisajes y de tipos con extrañas digresiones de predica­dor, donde se ve la última huella de la edu­cación religiosa del autor y de la costumbre de leer la Biblia que había adquirido en América. Se considera su obra maestra El libro de la cabaña (v.).

R. Paoli