Juan Márquez

Escritor religioso espa­ñol. Nació en Madrid en 1565, murió en Salaman­ca en 1621. En 1581 profesó en el convento de los agustinos de San Felipe el Real de Madrid. En 1589 se graduó en Toledo de bachiller y maestro en Teología. En 1597 ganó la cátedra de Teología de vísperas en la Universidad de Salamanca. Fue califi­cador de la Inquisición y predicador de Fe­lipe II (1616). Murió siendo prior del con­vento de San Agustín de Salamanca. Fue elocuentísimo orador sagrado y sus obras fueron muy elogiadas en su tiempo. En 1603 apareció el libro Los dos Estados de la espiritual Jerusalén, comentarios a los salmos 125 y 136, que además de la exposición en prosa contienen paráfrasis en verso, pero ignoramos si se deben a Márquez, aun cuando, por testimonios coetáneos, nos consta que fue poeta.

La obra que más fama ha dado a Márquez es El gobernador cristiano (1619, v.); no es una refutación más de la doctrina de Maquiavelo, ni tampoco un tratado de polí­tica, sino un retrato del verdadero gober­nante cristiano, tomando como modelos a Moisés y Josué. Trátase de un libro de sólida erudición y estilo exquisito. Se ha atribuido a nuestro autor la comedia La limpieza no manchada, que se representó en la Universidad salmantina en 1618, en las fiestas dedicadas a la exaltación de la Inmaculada Concepción de María, pero en realidad la obra es de Lope de Vega, quien la compuso a instancias de Márquez.