José Toribio Medina

Bibliógrafo y eru­dito chileno, n. en Santiago de Chile en 1852; murió en 1930. De familia acomodada, su padre era abogado y juez, y el mucha­cho estudió la carrera de Leyes. Pero pron­to se cansó el joven literato de ejercer la profesión y se incorporó a la carrera diplo­mática e inició sus viajes por el mundo, siempre en busca de fuentes y documentos sobre la historia y la cultura de su país. En diversas etapas de su vida estuvo en Perú, Estados Unidos, Inglaterra, Argentina, Guatemala, México, y sobre todo, España, en donde los archivos de Indias y de Si­mancas fueron lugar predilecto de sus in­vestigaciones. Gracias a su infatigable afán de saber y de coleccionar, reunió una biblio­teca y un archivo de inestimable valor; y a raíz del homenaje nacional de que fue objeto en 1923, regaló ambos al país y hoy llenan la Sala Medina de la Biblioteca Na­cional.

El erudito, investigador y hombre de archivo tomó parte en la guerra del Pacífico en su juventud. Dos obras monumentales descuellan en el inmenso con­junto de su labor: la Historia de la lite­ratura colonial de Chile (v.) y la Vida de Ercilla (v.), con la edición correspondiente de La Araucana. Los libros y folletos de este ilustre polígrafo, amigo de Menéndez Pelayo, pasan de doscientos cincuenta, y entre ellos algunos títulos nos darán idea de la extensión y el contenido de su obra: Los aborígenes de Chile (1882), Colección de documentos inéditos para la historia de Chile (1888-1902, en treinta volúmenes); Juan Díaz de Solís (1897, en dos volúme­nes); Biblioteca Hispano-Americana (1898- 1907, en siete volúmenes); La imprenta en México (1911-1912, en ocho volúmenes); La primitiva Inquisición americana (1493- 1569), publicada en 1914; El descubrimiento del Océano Pacífico (1920, en dos volúme­nes); La literatura femenina en Chile (1923); Chilenismo, apuntes lexicográficos (1928), Cartas de Pedro de Valdivia (1929), Ensayo bio-bibliográfico sobre Hernán Cor­tés (póstuma).

J. Sapiña