John Gay

Nació en septiembre de 1685 en Barnstaple (Devonshire), murió en Londres el 4 de diciembre de 1732. De familia mediana­mente acomodada, pero habiendo quedado huérfano pronto, a la edad de diecisiete años, entró de aprendiz en casa de un fa­bricante de tejidos de seda; abandonó este oficio en 1706, y con la ayuda de Aaron Hill, ex compañero de escuela suyo, inició la ca­rrera de escritor.

Algo calavera, pero de carácter abierto y simpático’, se ganó la pro­tección de personas de posición: el año 1713, el mismo en que publicó Rural Sports, imi­tando Windsor Forest de Pope, entró de se­cretario en casa de la viuda del duque de Monmouth, el hijo rebelde de Carlos II, y fue protegido por el conde de Burlington y por William Pulteney, después conde de Bath. Gracias a la amistad y ayuda de es­critores influyentes, como Arbuthnot, Pope y Swift, logró obtener modestos empleos públicos. El espíritu burlesco domina en casi toda la obra de G.: con La semana del pastor (v.) trató de reaccionar contra las pastorales de Philips; pero la importancia de la obra se encuentra, más que en el aspecto burlesco, en los detalles de la vida rural, minuciosamente observados.

Con Trivia, o el Arte de pasear por las calles de Londres (v.) trasladó la égloga a la ciudad, dando una divertida descripción de ciertos aspectos de la vida londinense. En la Letter to a Lady, dirigida en realidad a la princesa de Gales, recién llegada de Alemania, ponía en ridículo el género epistolar dramático. El espíritu burlesco impregna también sus canciones, las mejores de las cuales se en­cuentran en sus dramas y en sus Fábulas (v.), que gozaron de gran popularidad en el siglo XVIII y gran parte del XIX. Además de un libelo contra la prensa de su tiempo, escribió también comedias ligeras (¿Cómo lo llamáis?, What d’ye cali it?, 1717; Tres horas después del matrimonio, Three Hours after Marriage, 1717, farsa trágica de pé­simo gusto, en colaboración con Pope y Ar­buthnot). Pero su obra maestra es el libreto musical La ópera del mendigo (v.), animada parodia del teatro sentimental y de la ópera italiana.

Su continuación, Polly (1730), pro­hibida porque ofendía a Walpole, no pudo representarse hasta 1777; pero, de momento, fue publicada y vendida con profusión. En 1723 escribió para la música de Händel el libreto de la ópera Acis and Galatea, pa­rodia de un mito de las Metamorfosis (v.) de Ovidio. Acogido en casa de la duque­sa de Queensbury, G. pasó con ella y con el duque los últimos años de su vida.

F. Mei