Johann Philippi

(Juan Schleidense). Nació en 1506 en Schleiden (Eifel) y murió en Estrasburgo el 31 de octubre de 1556. A cau­sa del lugar de su nacimiento, recibió el sobrenombre con el cual se le conoce. Humanista erasmiano conquistado por la Reforma, llegó en 1533 a Francia, donde estuvo en contacto con la vida política y estudió en París y Orleáns; graduóse en Derecho en 1534. De nuevo en la capital francesa (1536), la amistad con Sturm le relacionó con el cardenal Jean du Bellay, arzobispo de París y favorable a la reforma humanística de la Iglesia; como secretario del mismo, P cuidó de la correspondencia del prelado con los protestantes alemanes, de Estrasburgo en particular. Estuvo tam­bién al servicio del hermano mayor del car­denal, Guillaume du Bellay, señor de Langey. Los dos hermanos eran instrumentos de la política de oposición a los Habsburgo seguida por Francisco I, y Philippi, mientras actuó para ellos, fue el nexo, por lo demás personalmente de la necesidad de tal polí­tica, de las relaciones entre la monarquía francesa y la Liga de Esmalcalda.

Sin em­bargo, la trama diplomática tejida por Philippi no resistió las medidas represivas adoptadas por Francisco I contra los reformados fran­ceses, y, así, el proyecto de la alianza con la mencionada Liga fracasó. Durante los años siguientes Philippi alternó las misiones di­plomáticas con la actividad literaria. En 1545 se hallaba en Inglaterra, en 1551-52 asistió al Concilio de Trento, y en 1554 es­tuvo presente en el coloquio religioso de Naumburg. Inició su labor de escritor con algunas traducciones; pero luego tendió a la historiografía. Su obra principal, Del estado de la religión y de la república bajo el em­perador Carlos V (1555, v.), es el texto más importante acerca de la reforma alemana debido a un contemporáneo; se trata de un libro fruto de una mentalidad formada en el estudio y la diplomacia.

G. Miegge