Joaquim Ruyra

Escritor catalán. Nació en Gerona el 27 de septiembre de 1858 y murió en Barcelona el 15 de mayo de 1939. Cursó el bachillerato en el Instituto de su ciudad natal y en 1874 se trasladó a Barcelona para iniciar la carrera de abogado. Influen­ciado por el ambiente de la capital cata­lana, crea sus primeras composiciones, de escaso ,éxito, escritas en castellano. El paso a la lengua vernácula se produjo en 1891 con la poesía L’únic remei, premiada en un certamen literario de Gerona. En 1895 obtiene la copa artística en los Juegos Flo­rales de Barcelona con tres relatos de tema marino: Mar de llamp, La mirada del pobret y Les senyoretes del mar; en ellos ya se advierten los tres valores que habían de caracterizar su obra madura: realismo ex­presado en un estilo puro, rico y minucioso, sentido poético y a veces fantástico del pai­saje, y espíritu piadosamente cristiano.

En 1903 aparece su primer libro, una colección de relatos bajo el título de Marines i boscatges, que causa sensación en los medios intelectuales. Animado por el éxito, se lan­za a una empresa de mayor aliento: la composición de una novela larga, La gent de Mas Aulet, de la cual sólo aparecieron tres folletines en la revista Catalunya. En 1905 ve la luz El país del plaér, largo poema, en definitiva poco logrado. A con­tinuación se abre un prolongado paréntesis de esterilidad casi completa; el hombre en­vejece .a ojos vista, está enfermizo, pero todo el mundo le respeta y admira. Instado por admiradores y colegas, en 1919 da a las prensas una nueva colección de narracio­nes, La parada (v. La espera), recuerdos de infancia y adolescencia en Blanes y Ge­rona.

En 1928 estrena en el teatro Romea de Barcelona una comedia, La Bona Nova, cuyo tema es la natividad de Jesús. Su último texto importante fue una deliciosa narración de espíritu y ambiente francis­cano. Les coses benignes, aparecida en 1928 en el libro Entre llamas (v.), contiene sus artículos publicados en La Veu de Cata­lunya. En las postrimerías de su vida es­trenó (.1938) En Garet en la enramada, escenificación de uno de sus relatos, escrita en colaboración con su amigo Coma i Solei. Murió poco después de terminar la guerra civil.